pepephone

Nunca sabes cómo te leerán

Cuando en el 2004 escribías en un blog, el cuñao (*) decía que eras un pirado de los ordenadores que ahora le dio por hablar en internet. Diez años…

El falso buenrollismo de Pepephone

Tras cambiar mi número de móvil, nunca conseguí que algunos contactos despistados tomaran nota. Durante unos años corrió por redacciones, y de vez en cuando sonaba desde algún…
Menú